Ver oportunidades donde otros sólo ven problemas

En un anterior artículo abordamos razones para la inclusión laboral de personas con discapacidad desde una perspectiva de derechos: al igual que todas las personas, las que tienen discapacidad también tienen  derecho a trabajar, en igualdad de condiciones con las demás, pudiendo  ganarse la vida mediante un trabajo libremente elegido o aceptado en un mercado y un entorno laborales que sean abiertos, inclusivos y accesibles.  Si bien esta es una razón de peso  válida en sí misma para emprender acciones en pos de la generación de entornos laborales inclusivos, resulta interesante reflexionar también acerca de razones válidas desde la perspectiva del negocio de las empresas. 

La OIT, sostiene que incorporar trabajadores con discapacidad puede impactar positivamente en los resultados de las empresas.  He aquí las razones que ofrece:

Las personas con discapacidad  disponen de recursos, habilidades y talentos aún  desaprovechados.  En muchos países, las personas con discapacidad tienen habilidades que los negocios necesitan, tanto en lo que se refiere a habilidades laborales técnicas como  habilidades desarrolladas en la vida cotidiana para la resolución de problemas  y que pueden transferirse al ámbito laboral.

Las personas con discapacidad representan un segmento de mercado  que se pasa por alto.  Este mercado incluye a las personas con discapacidad y sus familias o amigos.  De acuerdo a los últimos datos estadísticos disponibles, en Argentina hay más de 5 millones de personas con discapacidad y en 1 de cada 3 hogares argentinos vive al menos una persona con discapacidad.    Ignorar este mercado puede significar perder no sólo los posibles consumidores con discapacidad, sino también sus familias y amigos.  Por otro lado, el envejecimiento de la población incide en más personas con discapacidad.  Parece tener sentido contar entre nuestros empleados con personas que conocen de primera mano las necesidades de productos y servicios de este segmento de mercado.

Incluir personas con discapacidad mejora el clima laboral.  Muchos empleadores expresan que el trabajo y la moral mejoran cuando trabajadores con discapacidad se incorporan a los equipos.

Las personas con discapacidad son empleados buenos y confiables.  Hay numerosas referencias de empleadores  con personal con discapacidad que expresan que estas – como colectivo – tienen un desempeño igual o mejor que sus pares sin discapacidad, medido en indicadores tales como productividad, seguridad y asistencia.

Las personas con discapacidad suelen tener mayor tendencia a permanecer en el trabajo.  Los altos costos que origina la rotación de personal, tales como pérdida de productividad y costos relacionados con selección y entrenamiento  son bien conocidos por la mayoría de las empresas y en no pocas ocasiones representan objetivos de resultado del área de RRHH como contribución al negocio.

Mejora de la reputación corporativa.  La población en general ve a las empresas que incluyen personas con discapacidad de manera más favorable que aquellas que no lo hacen.

Estas razones suman una interesante perspectiva e invitan a iniciar conversaciones sobre oportunidades aún no aprovechadas y que pueden impactar sensiblemente en la estrategia de negocios y los resultados que las empresas tienen. Te animás al desafío?

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *